• 91 306 84 95 • 635 67 24 00
  • lozano@reformaslozano.es

Las bóvedas: Un método de construcción todavía utilizado en Palencia

Las bóvedas: Un método de construcción todavía utilizado en Palencia

Las bóvedas

Siglos y siglos de evolución en la arquitectura, pero seguimos observando en el panorama moderno, el uso de un sistema antiguo de construcción de obras civiles, la bóveda. El sistema se basa en la conjunción de varios arcos ordenados en serie, a pocos metros de distancia y en correcta formación recta, sobre los cuales descansa una estructura superior que sirve de cubierta para crear el espacio cerrado.

La forma básica de las bóvedas, reposa en dos tipos: el cilindro y la esfera. Las construcciones cilindradas, son las más comunes. Consiste en el empleo de varios arcos que separan los muros y se sostienen sobre pilares o columnas. Esto le da una resistencia mayor a la construcción, ya que el peso del techo o cubierta se distribuye hacia los extremos del arco, transmitiendo la fuerza que la gravedad ejerce sobre la gran masa hacia el suelo y dándole así el sustento que hace posible elevar una enorme cantidad de roca y otros materiales, sin el riesgo de que se caiga, o al menos disminuyéndolo.

Esta construcción es la más indicada

Este método de construcción es muy perdurable, como se puede observar en grandes edificaciones de la era antigua que aún siguen en pie, como las naves de las iglesias y templos alrededor del mundo, palacios y castillos. En Palencia lo van a utilizar para la reforma del puente de hierro.

Además de viviendas sencillas, construidas por personas que entendieron que el arco puede transportar esa fuerza hacia el suelo en lugar de cargársela directamente a las columnas o concentrarse en los centros de un dintel, haciendo que la estructura completa sea mucho más fuerte.

La solución se atribuye a los persas y a las primeras civilizaciones del cercano oriente, donde se usaba muy frecuentemente el ladrillo como material para el armado de edificaciones y torres.

En cambio, Roma siguió el ejemplo de los etruscos y lo usó para hacer más fuertes los espacios más impresionantes que todavía hoy maravillan al mundo, un ejemplo de esto podría ser el gran coliseo.

Es muy útil

El abovedado sirve para concentrar el peso de la estructura, especialmente la de cubierta superior, en un esqueleto interno formado por columnas que trasladan las fuerzas hacia abajo, quedando los muros exteriores únicamente para delimitar el espacio que se ha querido cerrar.

A diferencia de los adintelados, donde el peso articular descansa directamente sobre los muros, que son a su vez reforzados por las columnas o bases.

Según hemos consultado a JREYMA, empresa de reformas en Palencia, el sistema abovedado permite además de construir viviendas y otras edificaciones, la elaboración de complejas estructuras que vencen a las fuerzas de la naturaleza, como los túneles, obras de gran importancia en el sector transporte y vialidad, ya que, con estas formas apoyadas en arcos, se puede atravesar montañas, pasar por debajo de ríos y mares, sin que el agua sea un problema o el riesgo de quedar aplastados por una montaña entera.

Como podemos ver la reforma de un tejado no es algo sencillo:

Las bóvedas a base de estructuras esféricas, son usadas mayormente para darle forma a las cúpulas, esto es algo observable particularmente en la construcción de templos y edificaciones relevantes que muy poco son usadas como vivienda. Son más que todo, estructuras emblemáticas. Aunque hay culturas que prefieren este tipo de construcción, ya que su forma redonda permite además de aislarse de los factores ambientales, también la seguridad de que la fuerza de los elementos no acabará con ellas, como por ejemplo en el caso de las chozas indígenas, los igloo que elaboran los esquimales, entre otros.

Leave your message